Por què?

“La humanidad posee la capacidad de hacer el desarrollo, es decir de garantizar la satisfacciòn de las necesidades actuales sin comprometer la posibilidad de las generaciones futuras de hacer fronte a las propias necesidades”
(del informe conclusivo de la conferencia de Rìo de Janeiro 1992)

En la ya histórica Estrategia Mundial para la Conservación (WCS) elaborada en 1980 por la Unión Internacional para la Coservación de la Naturaleza (U.I.C.N.) y por la W.W.F.con la participación de otros entes como la F.A.O, todavia válida por la inmediatez de algunos de sus contenidos y por el enfoque “Global” del problema de la tutela de la vida en el planeta. Los objetivos de conservación de los recursos naturales para el futuro inmediato estaban enunciados en tres principios:
1. mantenimiento de los procesos ecológicos esenciales de los sistemas que garantizan la vida en el planeta.
2. mantenimiento de la diversidad biológica del planeta.
3. empeño para una utilización duradera de las especies y de los ecosistemas .
A años de distancia podemos decir que los objetivos prioritarios para una polìtica de áreas protegidas son los siguientes:
● proteccion de los ecosistemas naturales y seminaturales residuales, de zonas suficientemente vastas de bosque u otros habitants mediante la institución de parques o reservas naturales que representen la entera gama de variedades de habitat tanto a nivel local como nacional o continental.
● estudio de los modos de utilización de estos ecosistemas en modo sostenible, en modo de aumentar el valor económico y social conservando al mismo tiempo la biodiversidad.
● Incentivos a las autoridades y colectividades locales para mantener en los sistemas territoriales la máxima diversidad posible,conservando espacios de zonas hùmedas, bosques y praderas,sobre todo al interno de zonas agrìcolas o urbanizadas favoreciendo la creación de parques y d áreas verdes y recuperando los ecosistemas degradados.
● Preveer un uso de las áreas protegidas vistas a preservar en el territorio poblaciones animales y vegetales salvajes de las cuales derivan razas domèsticas y otros importantes recursos genèticos.
● A segurar que las áreas protegidas no se conviertan en oasis de diversidad en un d esirto de uniformidad, implementando polìticas que favorezcan su integraciòn con la gestiòn del terrritorioy de las áreas circunstantes.
● Garantizar que las áreas protegidas se conecten entre ellas a través de corredores que permitan la difución de las especies.
Recientes, dramáticos desarrollos de la “cuestión ambiente” se han puesto en evidencia por el avance de la desertificación y de la deforestación, por las graves crisis alimentarias, por el aumento de los “prófugos ambientales”, por las mutaciones climáticas, por el ritmo vertiginoso de la extinciòn de especies animales y vegetales, por la continua erosiòn de la diversidad genètica, por la escasez de agua.
La lectura de este fragmento del capitulo 15 de la relación conclusiva de la Conferencia de Rìo nos ilumina en èste setido:
“el empobrecimiento de la diversidad biológica del mundo continùa…….urgen acciones decisivas con vistas al mantenimiento del patrimonio génetico de las especies, de los ecosistemas; pues la conservaciòn y un uso sostenible de la biodiversidad revisten una importancia crucial para satisfacer la demanda alimentaria y otras nesecidades d la población mundial.”
La conservación de la naturaleza es materia bastante reciente e lo que concierne la legislación de nuestro pais, contrariamente a cuanto sucede en otros paises, sobre todo de cultura anglosajona.
Los primeros parques nacionales nacen en los años 20 y 30 del siglo pasado y el sistema de reservas aturales del Estado inicia a tomar cuerpo e los años 70 pero habra que esperar 1977, con la emanación del Decreto del Presidente de la Repùblica N° 616 que fijaba las materias delegadas a las regiones, para contar con las bases normativas para la constición de sistemas de áreas protegidas regionales.

Ultimo aggiornamento: 3.09.2009 (16:31)   Stampa Stampa